El PROCOLÁGENO

 

Es el principal componente de la estructura que sostiene las células de nuestros órganos, convirtiéndose en un nutriente crítico e indispensable para mantener a cada parte de nuestro cuerpo en su posición normal. Todo el sistema óseo y osteoarticular que tiene que ver con huesos, articulación, cartílago y ligamentos, está hecho de Procolágeno en sentido general. Es decir, toda la estructura que sostiene el cuerpo está hecha de esta sustancia.

Son muchos los mitos que se han generado alrededor del paso del tiempo y sus visibles consecuencias en hombre y mujeres, por ejemplo, a partir de los 20 años la producción del procolágeno disminuye, a tal punto, que cuando se llega a los 60 años de edad, el organismo produce menos del 70% del total que necesitamos para tener una buena salud. La única manera de reponer el Procolágeno perdido por los años, es tomando el propio procolágeno y no el colágeno como erróneamente se conoce. Éste es un producto de nutrición moderna, de tecnología avanzada, que no se encuentra en ningún medicamento y no se puede regenerar haciendo ejercicios. La dosis es la misma para todo  el mundo, 15 mililitros puros o diluidos en un vaso de agua, antes de dormir.

Al consumir dicho producto se logra disminuir la incidencia de dolores articulares provocados por artritis, bursitis, tendinitis, osteoartritis, desgaste en los meniscos de las rodillas, osteoporosis y  hernias discales en la columna vertebral que provocan dolores de espalda. Desde el punto de vista del sistema musculo esquelético, no hay una enfermedad degenerativa que no beneficie el uso del Procolágeno,  Al mismo tiempo, tenemos en la otra cara de la moneda, pues mientras se van rejuveneciendo las articulaciones, por así decirlo, igualmente se va rejuveneciendo la piel, ya que se disminuyen las bolsas debajo de los ojos, a las arrugas, la papada, la celulitis, la flacidez y las estiras en la piel. También, se mejorara la calidad del sueño y aumenta el deseo sexual, mucho más potencializado en el caso de las mujeres.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *