LOS MITOS DEL BLANQUEAMIENTO DENTAL

Durante muchos años ha sido un estilo de vida y parte fundamental de una hermosa sonrisa obtener dientes sin manchas, con cierta cantidad de iluminación que permita disfrutar una radiante y saludable sonrisa. En esta búsqueda se ha encontrado  que a nivel mundial existen muchos tipos de blanqueamientos, tanto caseros como realizados en los consultorios.  Cabe anotar que cuando hablamos de caseros nos referimos a los que son guiados y vigilados por odontólogos.

Alrededor de este tratamiento se han generado muchas preguntas y mitos, los cuales son importantes aclarar.

¿El blanqueamiento desgasta el esmalte dental? No, este es un químico que oxigena el diente el cual elimina las impurezas del esmalte dental a través del cual se genera aclaramiento, pero no desgasta el diente ni el esmalte dental debido a que no es abrasivo.

¿Cualquier persona puede lograr a través del aclaramiento dientes blancos?  Esto dependerá de la respuesta biológica de la estructura dental de cada persona. Al igual que pasa con la piel cuando se expone al sol donde cada persona adquiere un color de piel distinto. Es impredecible cuanto será el cambio, pero lo que es seguro es que en todos los casos existe un aclaramiento dental.

¿Es cierto que durante el tratamiento no se puede consumir alimentos y bebidas con colorantes? Si es cierto.  La durabilidad del color alcanzado con el blanqueamiento disminuye si el paciente consume en exceso algunas bebidas oscuras o si fuma.

Todas las personas no son aptas para blanqueamiento dental: El tratamiento NO es recomendado en casos de: mujeres embarazadas; niños menores de 15 años con el esmalte aún no completamente formado, pacientes con enfermedad periodontal (de las encías), pacientes alérgicos a los componentes del blanqueamiento, pacientes con retracción gingival, personas con hipersensibilidad dental y pacientes con caries la cual debe ser eliminada antes de realizar este procedimiento.

Aspectos a tener en cuenta para realizarte un blanqueamiento.

  1. El producto a aplicar debe tener registro INVIMA.
  2. Debes tener una radiografía panorámica que indique un buen estado de tu salud oral.
  3. Es indispensable que el procedimiento sea realizado por un odontólogo.
  4. Hacerlo en una institución o con un odontólogo avalado por el ente necesario según su localización.

Artículo escrito por:

Carlos Mario Betancourt

Especialista en Estética Dental NYU

Dental Home

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *